Cañón de Calzadillas (Almadén de la Plata, Sevilla)

Aprovechando que el día 30 de mayo de 2017 fue fiesta local en Sevilla, me fui con Montaña Viva a conocer el Cañón de Calzadillas, que junto con el Cañón de Risco Blanco, es uno de los barrancos deportivos enclavados en el Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla, próximo a Almadén de la Plata. En ambos casos, se trata de cañones excavados en granito con la posibilidad de recoger bastante agua proveniente de las lluvias (debido a la menor porosidad del sustrato), por lo que en ciertas épocas del año pueden entrar en carga y ser imposibole su descenso en condiciones de seguridad. En esta ocasión, el caudal estaba bastante tranquilo, aunque si que encontramos las pozas habituales llenas de agua, de forma que se pudo realizar algún que otro salto.

La aproximación es inmediata. En este caso, no hay que pasar la cancela necesaria para descender Risco Blanco y podemos dejar el coche en un aparcamiento. Llegaremos al cauce en poco tiempo para comenzar el descenso…

Fuimos un grupo muy animado donde había compañeros con diversas motivaciones. Disfrutamos de un día entre sol y sombra…

Nada más comenzar la progresión, tenemos el primer deslizamiento/tobogán/salto, un poco ajustado, con el que caes en una pequeña marmita. Es un pequeño reto a superar, aunque opcional, y quizá se ponga mucho más interesante con algo más de agua.

Mientras Juanma instalaba el pasamanos y el primer rappel, algunos del grupo estuvimos haciendo algunos saltos en una poza anterior.

La progresión por este cañón se hace saliendo y entrando del cauce del arroyo continuamente…

Los dos primeros ráppeles conforman una cascada de gran estética, que con agua debe resultar un marco espectacular. Es una repisa de unos 30 metros en la que un ave de la zona hizo un vuelo espectacular en torno al primer rappel. La progresión incluye un primer descenso por cuerda, a cuya cabecera te aproximas mediante un pasamanos (empleamos la reunión del centro). Te aproximas a una pequeña “marmita de gigante” en la que nos esperaba Sonia que aseguraba al grupo. Tras este encuentro, se suceden dos pozas con profundidad suficiente para darte un buen baño de camino a la poza previa al segundo rappel de esta primera parte.

En la última poza realizamos varios saltos muy disfrutones…

La poza de recepción del segunda rappel acusaba la falta de caudal, al mostrar la característica <<lengua de tierra>>, aunque a pesar de lo bajo que estaba la recepción permite decansar en el agua sin problemas pues al final la badina cubre por el pecho.

Antes de seguir el recorrido, esperamos a que Carmen desmontara e hicimos una foto de grupo…

Continuamos cauce abajo buscando una badina lateral que cuando lleva agua se puede realizarse como tobogán desde el borde, pero en esta ocasión realizamos un salto ajustado a un pequeño hueco sin rocas de la pared de enfrente.

Una vez superada esta fase, me acerqué con Juanma a la espectacular cabecera de la badina con piedra encajonada por la que se conoce a este cañón.

Como muestra el video siguiente, en esta ocasión opté por realizar un salto, ya que aunque había bajado el caudal, había profundidad suficiente para realizarlo con garantías.

Tras el salto, me acerqué a ver la espectacular cueva que se forma al final de la badina y donde algunos grupos aprovechan para descender cuando lleva más caudal.

Desde la profundidad de esta cueva me despido, hasta la próxima reseña…

Si quieres ver el álbum completo, accede a la página web de Montaña Viva.

Image de la última badina |https://cdn1.es.yumping.info/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *